Desde que este 2020 comenzó, llego con todo; y al decir con todo nos referimos a todo lo que no nos imaginamos; desde Rumores de una 3ra guerra mundial, Pasando por desastres naturales a lo largo y ancho de nuestro planeta. Así pues, llego apenas Marzo, y nos vimos sumergidos en una incipiente amenaza que poco a poco fue tomando fuert¿za y se convirtió en lo que hoy conocemos como la Pandemia por el COVID-19.

Y todo se detuvo. El mundo desacelero, las economías se realentizaron, y la sociedad tuvo que enfrentarse nuevamente a un cambio desconocido y atemorizante.

El reto?  Sobrevivir económicamente en tiempos de coronavirus y al mismo tiempo sobrevivir al virus.

No ha sido facil acostumbrarse. Aclimatarse y manejar la situación. ¿Pero la ventaja?

No estamos solos luchando contra la situación. Si bien es cierto, puede ser un consuelo muy burdo, el mismo hecho de que esto sea global va a permitir que globalmente resurjamos poco a poco y a nuevos alcances. 

Quizas es por eso mismo que muchas nuevas ideas se han gestado en estos momentos, y nuevas empresas, start up, formas de negocio y demás tipos de comercio han surgido en estos momentos. 

Ahi es donde entra el marketing. Tenmos que hacer que se recuperen las ganas de vender y comprar, de conocer y visitar, El mensaje que se tiene que dar durante esta crisis sanitaria es uno solo: Unidad, Si bien estamos globalizados desde hace mucho tiempo ya; Es tiempo de comenzar a dar indicios de que juntos vamos a salir adelante. Y como podemos hacer esto?

Bueno, como empresas, nuestras campañas tienen que estar enfocadas no en vender, sino en apoyar, No  en contratar, sino en obtener un servicio de calidad. Y como empresarios, o emprendedores, tenemos que hacer un esfuerzo más grande del que de por si ya se hacia, para brindar mejor atención, mejor tiempo de respuesta, mejor afinidad con nuestros cientes, y si. Ser más humanos.

Son tiempos extraños, pero estamos para ayudarnos. Y mientras eso siga en pie, nada nos puede detener.